Archivo de la etiqueta: Irán

Así calló Zaratustra

Así calló Zaratustra, de Nicolas Wild (Dibbuks)

La historia reciente de Irán ha protagonizado diversos cómics en los últimos años. Es especialmente conocida Persépolis, la obra de Marjane Satrapi que retrata su infancia y da su visión de la revolución islámica que vivió el país a finales de los 70. Irán también tiene un papel fundamental en el fantástico Los mejores enemigos de Filiu y David B (aquí el segundo volumen).

En los últimos meses, su acuerdo con los Estados Unidos sobre armamento nuclear ha vuelto a llevar a las portadas a los iraníes. La guerra en Siria y los múltiples conflictos latentes en Oriente Medio muestran el peso de Irán en las relaciones internacionales, pero si nos paramos a pensar, no conocemos demasiado de su sociedad, de su gente, de sus tradiciones, de sus minorías… Así calló Zaratustra nos permite acercarnos a estas realidades que siempren quedan en segundo plano cuando leemos sobre el estado heredero del gran Imperio Persa.

Nicolas Wild, tras relatar su paso por Afganistán en Kabul Disco, decidió acercarse al contexto iraní y se encontró con grupo de gente muy especial: los zoroástricos. El zoroastrismo es una de las religiones monoteístas más antiguas y tiene su origen en el Irán preislámico, es decir, en Persia, donde nació su profeta y fundador Zaratustra. El culto al único dios – Ahura Mazda – y el uso ceremonial del fuego son dos de sus rasgos más característicos. La expansión musulmana, que llegó a Persia a mediados del siglo VI, provocó que la mayoría de la población se convirtiera al Islam. La mayor comunidad zoroástrica se exilió a la India, donde se asentaron y donde en la actualidad se les conoce como parsis. 

En Irán solo quedó una pequeña población centrada en la ciudad de Yazd, lugar en el que su cultura y su religión han perdurado hasta nuestros días. La revolución islámica de 1979, impulsada por el ayatolá Jomeini, supuso un grave perjuicio para los zoroástricos, ya que dejaron de ser tolerados por las autoridades del país y se inició un periodo de persecuciones y clandestinidad que ha llegado hasta el presente.

El cómic de Nicolas Wild mezcla la realidad y la ficción para crear un relato realmente apasionante. El asesinato de Cyrus Yazdani, inspirado en el asesinato real del exiliado Kasra Vafadari en Madrid en 2008, da origen a la historia, que nos traslada al París de los refugiados afganos, a la Ginebra de los exiliados iraníes y al Irán zoroástrico de la mano del propio Wild, protagonista de la historia. El descubrimiento de la figura de Yazdani y el intento de esclarecer su muerte son los ejes sobre los que gira la acción, pero el cómic ofrece muchos más elementos de interés.

En primer lugar, la novela gráfica permite conocer los aspectos esenciales de una religión tan antigua y con tantos vínculos con los tres grandes monoteísmos como el Zoroastrismo. En segundo término, gracias a un viaje que lleva a cabo el propio Wild, asistimos a una acelarada clase sobre la realidad sociopolítica iraní. También nos ayuda a comprender la situación de los refugiados afganos en su exilio europeo, concretamente en París, donde se encuentran una acogida no demasiado calurosa. Por último, el sentido del humor es un elemento central en la obra, pese a la seriedad de los temas tratados, y el relato de Nicolas Wild resulta realmente ameno.

En cuanto a la parte gráfica de la obra, el autor francés ha llevado a cabo un trabajo excelente. A la influencia de la línea clara, Wild une una ambientación muy cuidada y un uso brillante del blanco y negro. Su aparente sencillez no esconde algunos recursos muy imaginativos y unos personajes expresivos que consiguen la empatía del lector. El conjunto es realmente efectivo y aunque no destaca por su espectacularidad, el dibujo aporta todo lo necesario para que el cómic funcione.

En definitiva, Así calló Zaratustra es un gran cómic. Grandes dosis de intriga, la cantidad justa de divulgación histórica y un argumento repleto de giros, todo aderezado con mucho sentido del humor. Una gran forma de descubrir una de las realidades más ocultas y desconocidas de Irán.

Anuncios

Los mejores enemigos (II)

Los mejores enemigos. Una historia de las relaciones internacionales entre Estados Unidos y Oriente Medio. Segunda parte 1953-1984, de J.P. Filiu y David B. (Norma Editorial)

Tras el primer tomo dedicado al largo periodo 1783-1953 (reseñado aquí), la segunda parte de Los mejores enemigos se centra en una etapa mucho más corta, pero mucho más intensa de las relaciones entre los Estados Unidos y Oriente Medio. En plena guerra fría, la importancia geoestratégica de esta región aumentó su importancia para la superpotencia occidental, que se implicó aún con más énfasis en la zona.

Jean-Pierre Filiu, experto en Oriente Medio, y el dibujante David B. mantienen la línea del primer volumen, y por tanto, estamos ante un ensayo histórico en forma de cómic. No existe una linea argumental con unos personajes concretos, sino que el cómic narra, mediante el texto de Filiu y las fantásticas ilustraciones de David B., los acontecimientos históricos más importantes del periodo 1953 – 1984 en las relaciones entre Estados Unidos y Oriente Medio. Esta segunda parte mantiene la unidad con la primera, ya que empieza en el capítulo 5, justo donde acabó el volumen anterior, aunque ambos se pueden leer de forma independiente.

El relato se inicia en los años 50, en plena escalada de tensión entre los bloques antagónicos de la Guerra Fría. El contexto es esencial para comprender las causas y el desarrollo de la Guerra de los Seis Días de 1967, que enfrentó a Israel – el principal aliado norteamericano en la región – con Egipto, Siria, Jordania e Irak, que es el eje central del primer capítulo. La tensión de las negociaciones y las fases del breve conflicto están perfectamente detalladas.

A continuación, Filiu y David B. se centran en las consecuencias del conflicto del 67 y en la inestabilidad que generó en toda la región. La diplomacia americana, liderada por Kissinger, jugó un papel fundamental, siempre al lado de Israel y en contra de los países árabes, aliados de la Unión Soviética. La guerra del Yom Kippur y la crisis del petróleo fueron momentos trascendentales de esta etapa, que llevaron al clímax de 1979, que los autores afirman que fue un punto de inflexión para los Estados Unidos en Oriente Medio. 

La presidencia de Jimmy Carter tuvo un cariz diferente a la de Nixon, como muestra el impulso a las negociaciones entre Egipto e Israel que culminaron con los acuerdos de Camp David. Pero en Oriente Medio, 1979 estuvo marcado por la Revolución Iraní liderada por el Ayatolá Jomeini.

Para los Estados Unidos, que habían perdido un aliado en la figura del Sha, el peor momento fue el secuestro de 66 rehenes americanos en la embajada de Teherán, el 4 de noviembre. Además, la imagen de los Estados Unidos empeoró en todo el mundo musulmán por los rumores sobre su implicación en los sucesos de La Meca del 20 de noviembre. Las protestas ante las embajadas y la quema de banderas estadounidenses fueron una constante. Por último, a esta convulsa situación se unieron dos conflictos que marcaron toda la década de los 80: la invasión soviética de Afganistán y la guerra entre Irán e Irak.

Finalmente, el último capítulo está dedicado a la complejísima situación que se vivió en el Líbano entre los años 1982 y 1984. La implicación occidental – encabezada por los Estados Unidos -, la participación siria, los campos de refugiados palestinos, la implacable política exterior de Israel, la división religiosa libanesa… todos estos elementos propiciaron una escalada de violencia brutal y unas disputas diplomáticas muy tensas. La masacre de Sabra y Chatila (ver Vals con Bashir) fue seguramente el peor episodio, pero no fue lel único. A pesar de la dificultad, Filiu y David B. consiguen desentrañar el laberinto libanés de una manera bastante correcta.

A nivel gráfico poco hay que decir sobre el trabajo de David B., que mantiene su marcado estilo, aunque en esta ocasión encuentra nuevas soluciones. El uso que hace de los personajes para representar los escenarios del conflicto – extremidades alargadas o posiciones dignas de contorsionistas, por ejemplo – es magistral. Además las composiciones de página son brillantes, así como la construcción de las viñetas que, en ocasiones muy cargadas de personajes, ayudan a trasladar la complejidad de los acontecimientos narrados. Se observa cierta evolución respecto al anterior volumen, pero los elementos más característicos, como el blanco y negro y los personajes caricaturescos, siguen presentes.

Los mejores enemigos mantiene el gran nivel de la primera parte. Como en esta ocasión se acerca a una etapa mucho más cercana a la actual, en la que aún se dejan notar las consecuencias del periodo 1953-1984, seguramente ayude a aclarar ciertas dudas y confusiones aún vigentes. Es un cómic realmente didáctico que permite un acercamiento ameno y riguroso a hechos muy trascendentes para comprender algunos de los conflictos que marcan y han marcado el inicio del siglo XXI. Estoy expectante ya por la siguiente entrega.

Los mejores enemigos

Los mejores enemigos. Una historia de las relaciones entre EE UU y Oriente Medio. 1a parte 1783-1953, de David B. y J.P. Filiu (Norma)

A diferencia de la mayoría de los cómics de género histórico, Los mejores enemigos es un ensayo histórico. No es una ficción histórica ni una biografía, es un libro de Historia en viñetas.

David B. y J.P. Filiu narran de manera magistral las turbulentas relaciones entre los EEUU y Oriente Medio. La introducción, que relaciona el Gilgamesh con la política exterior norteamericana más reciente, es el punto de partida. Desde allí asistimos a la narración del contacto entre los EEUU y los piratas del Magreb a finales del s.XVIII e inicios del XIX; a las relaciones petroleras con Arabia Saudí y a la implicación estadounidense en la política interior iraní, con el golpe de estado a Mossadegh. Espero que la 2a parte llegue pronto a las librerías.

Si habéis leído otras obras de David B. (La ascensión del gran mal, especialmente) conoceréis su característico dibujo, que en esta ocasión se adapta perfectamente a los textos de Filiu. La atmósfera que crean sus viñetas, dotadas en muchos momentos de una gran fuerza simbólica, es ideal para analizar con rigor la política exterior de los EEUU.

En el apartado Propuestas didácticas del blog podéis consultar la ficha didáctica de esta obra.

Persépolis

Persépolis, de Marjane Satrapi (Norma Editorial) També disponible en català.

Éste es uno de los cómics más conocidos de los últimos años, que se ha convertido en best-seller en multitud de países. Marjane Satrapi es una autora iraní, que vive en Francia, y con esta obra nos da su visión de una época trascendental en la historia de  Irán, ya que el inicio de la novela gráfica se sitúa en 1979, cuando estalla la revolución contra el Sha y llegan al poder los ayatolás.

La obra se divide en cuatro libros, recopilados en un único volumen. Cada uno de ellos trata un periodo de la vida de Marjane y al mismo tiempo un periodo en la historia de Irán: el triunfo de la Revolución y el derrocamiento del Sha; el giro islamista del nuevo régimen y la guerra contra Irak; la emigración a Viena y el contacto con la sociedad occidental; y finalmente, el retorno a Irán y el choque cultural entre las costumbres europeas y el tradicionalismo impuesto por el régimen.

Marjane es una chica de una familia acomodada y progresista. En este primer periodo, la autora nos muestra las reflexiones de los padres de la protagonista, ya que ésta es aún muy pequeña. Participa junto a sus padres en las manifestaciones contra el Sha, y reclama la instauración de un nuevo régimen democrático. El elemento clave de este primer periodo es la frustración por la deriva integrista del nuevo régimen. Tienen un papel destacado los ataques contra los propios opositores al Sha y el paso de un gobierno revolucionario que debía ser democrático a un régimen exento de libertades. La salvaje represión afecta directamente a la familia de Marjane.

El impacto de la guerra también es muy fuerte. Los bombardeos sobre Teherán son constantes, y el miedo y la angustia están presentes cada día en la vida de Marjane y su familia. La imposición del velo, como símbolo la nueva moral puritana, es el elemento más visible de la nueva situación. La visibilidad de los mártires que dan su vida por la patria y la revolución y los guardianes de la revolución son otros elementos que introduce el nuevo régimen. Todos estos aspectos hacen la vida en Teherán muy difícil, y los padres de Marjane deciden enviarla a estudiar a Viena, fuera de peligro.

La estancia en Viena dura cuatro años, desde que tiene quince hasta que cumple los diecinueve. Es una época complicada, en plena adolescencia, alejada de su familia, de sus amigos, y en un mundo nuevo donde todo son cambios. Es el periodo en el que se forja el carácter rebelde de Marjane. Trata de integrarse, pero al mismo tiempo se autoafirma en su propia cultura. Es una época de descubrimientos, en todos los ámbitos, desde el amor hasta el pensamiento pasando por las drogas. Tras cuatro años tratando de amoldarse, es consciente de que su lugar no está allí y decide volver a Irán.

La última etapa es el periodo más decisivo. Marjane, que ya cuenta con un amplio bagaje cultural, se encuentra con las restricciones y limitaciones que le impone el régimen islámico. Su condición de mujer y la herencia occidental que trae consigo de Viena son una fuente de conflictos con la moral tradicionalista que se impone en Irán. En algunos aspectos, se ve obligada a renunciar a sus principios: tiene que llevar velo, se casa a los veintiún años e incluso, para acceder a la universidad maquilla sus creencias religiosas. Al final de esta etapa, tras el fracaso de su matrimonio, decide emigrar a Francia, donde podrá proseguir sus estudios artísticos.

Su lectura permite trabajar multitud de temas: la religión, la libertad, las revoluciones, la dualidad Oriente-Occidente o la memoria histórica. En el año 2007 se adaptó al cine (Persépolis).